31
ago

APROVECHAMIENTO DEL ESPACIO. LA IMPORTANCIA DE LA ILUMINACIÓN.

La progresiva reducción de los metros cuadrados de las viviendas ha provocado la necesidad de desarrollar estrategias que integren el mayor número de funciones posibles en espacios que resulten prácticos y acogedores al mismo tiempo.

Todos tenemos al menos una mínima idea de cómo hacer que nuestra casa parezca un poco más grande, ya que a diario nuestras necesidades aumentan, pero el espacio sigue siendo el mismo.

01_Distribucion_Practica_Apartamento

Poniendo en práctica algunos de los siguientes consejos, podremos exprimirle todo el jugo posible a los metros cuadrados que conforman nuestros espacios.

  • El mobiliario; Es sabido que los muebles son una parte fundamental en la organización del espacio y es por ello que ambos tienen que estar en total sintonía. Un mobiliario ligero se adapta con mayor facilidad a cualquier tipo de espacio. Otra opción es recurrir a mobiliario hecho a medida, ya que a este se le pueden añadir otras funciones que complementen su uso principal. En este punto a todos nos puede venir a la cabeza ese mueble “a medida” para darle un uso decorativo y de almacenaje al hueco de la escalera.
  • El color y la constante búsqueda de profundidad; Aquí el blanco siempre será una garantía, ya que es el color que mayor reflexión lumínica tiene con un 83%, mientras que por ejemplo el verde oliva tiene un 20%. Por esto, cuando la luz natural baña las superficies blancas de nuestra casa, visualmente las aleja de nosotros, consecuentemente, la luz hace que la atmosfera se vuelva un poco más densa y que como resultado, los espacios adquieran más profundidad.
  • Crear diferentes ambientes dentro de un espacio, ya sea con efectos de luces, saltos de pavimento u otros recursos, contribuye a tener un espacio visualmente más rico.
  • La distribución y el cómo saber jugar con los elementos que están a nuestro alcance es clave para aprovechar las perspectivas, las diagonales, las secuencias, los reflejos y la dimensión aparente de todas las piezas.
  • También es interesante plantearnos si se puede intervenir en fachada o en techo para abrir canales de luz o, cuando es posible, cambiar paredes por paneles de cristal. Estos se pueden convertir en nuestros mejores aliados ya que el cristal crea brillos y reflejos que producen luminosidad. En general una buena elección en los revestimientos de suelos, paredes, y techos nos ayudará a potenciar la amplitud visual.

En cada proyecto la visión del arquitecto y la labor del interiorista deben complementarse para que el cliente experimente una agradable sensación de confort invitándole así a percibir su paisaje domestico como el más bello de todos.

Los aspectos relativos al diseño pueden considerarse durante la proyección del espacio, antes de la construcción y la distribución de las estancias. Esto permite habilitar la vivienda aprovechando cada una de sus características y aplicando soluciones espaciales óptimas.

Con respecto a la iluminación esta es el recurso por excelencia utilizado para resaltar los elementos de un interior. En la mayoría de los casos la luz natural es el punto de partida para otorgar a un espacio una buena calidad lumínica durante el día, sin olvidarnos del importante ahorro que puede suponer su uso. Si no tenemos suficiente luz natural, o ésta disminuye en los meses invernales, la iluminación artificial viene a complementar esa falta.

Modern-white-kitchen-with-skylight-1

Para lograr una iluminación adecuada es aconsejable reflexionar previamente sobre las necesidades y las rutinas en casa. Si, por ejemplo, nos gusta ver películas con frecuencia, puede ser interesante instalar luces ambientales indirectas que dejen la sala en penumbra. Por su lado, las lamparas de mesa se utilizan para generar una iluminación complementaria. Este tipo de iluminación, puntual y de tono más cálido suele perseguir dos objetivos: reforzar la luz natural y crear diferentes ambientes dentro de la casa.

La iluminación artificial más allá de su funcionalidad a la hora de ayudarnos a complementar la falta de luz natural tiene un rango enorme de posibilidades en cuanto a diseño del espacio. O mejor aún, de “rediseño” de los espacios. Nos permite literalmente darle un carácter lúdico a la luz. Con ella podremos definir nuevos recorridos y tensiones, colorear o dramatizar texturas y relieves…

Por ello es importante que, en el momento de planificar y diseñar la iluminación de un espacio, se consideren no sólo los aspectos económicos y de ahorro energético, sino también la oportunidad de crear un lugar con otra lectura, que pueda ser observado bajo un nuevo prisma, más conectado con las personas y sus emociones.

This site uses cookies. Find out more about this site’s cookies.