ORDENAR Y DESPEJAR

Otro punto y paso del Home Staging es el de ordenar y despejar. Tanto en el caso de inmuebles habitados como deshabitados el orden es fundamental a la hora de que el cliente interesado (para su compra o alquiler), aprecie el valor potencial del mismo.

Un espacio desordenado y sobrecargado impide ver las posibilidades reales del inmueble.

Orden, la base del Home Staging

Un inmueble desordenado no permite obtener una buena sensación visual, por lo que la filosofía del Home Staging nos recomienda eliminar los objetos descartados, guardar los objetos deseados y distribuir ordenadamente los objetos necesarios. Aplicamos una premisa: se mantiene solo lo realmente imprescindible.

Factores como la distribución del mobiliario son clave a la hora de mantener ordenada una vivienda, ya que este puede obstaculizar el paso e impedir ver cuál es el aspecto real de las diferentes estancias.

En este punto nuestro interiorista será clave para observar el espacio de manera objetiva, optando por elementos que aporten calidez y retirando aquellos que sobrecarguen las estancias. De esta forma evitamos una decoración recargada y dejamos nuevas zonas libres de paso.